Siempre que anochece volverá a amanecer. Imagen de Elia Hermida Díaz
Actitud personal

Acepta la incertidumbre, sácala a bailar…

 

Hace días que quiero pasar por aquí, preguntar  cómo estás, saber de ti… Me han dicho que llevas el vuelo bajo, desganado… Que te disgusta no saber cuándo se termina todo esto, que te cuesta no tener el control. Acepta la incertidumbre, sácala a bailar..

La vida reparte juego pero siempre es sorpresa. Impone sus reglas y una de ellas es que o aprendes a Aceptar la incertidumbre, sacarla a bailar y llevar el ritmo del momento o vas a pasarlo mal, porque nunca suelta.

La incertidumbre manda porque nada hay más constante que el cambio, se repite y se repite en una especie de capricho ingobernable que te sorprende cada vez.

Vive, olvida el cierre, el dato, la solución… Juega, el corto plazo es tu cancha, ajustándote al momento como jinete a abraza al caballo en el salto, en el instante preciso. Juega con la vida abierta, no cierres, no busques la solución porque cualquier quiebro te cambia el escenario y ya te ves en otra batalla. La vida cambia en un instante… Acepta la incertidumbre, sácala a bailar…

Hemos comentado la opción de llenar de calma un pequeño almacén en ti, fabricado conscientemente domando tu Atención. Es para usar en estas ocasiones.

Tu disciplina en la práctica de crear pequeños espacios de calma te permitirá atravesar esta situación porque tienes hábito, habilidad en ceñirte al momento  por la cintura y marcar el ritmo de, simplemente, Ser

También hemos hablado alguna vez de aprender a no esperar, y de contemplar la posibilidad de que haya múltiples resultados, de esta forma sufrirás menos, aceptando un resultado que preveías entre varios. Consumirás menos energías y recursos cognitivos, cultivarás tu Resiliencia y estarás en  mejor disposición para lo que quiera que sea…

No debes pedir certezas, es perder el tiempo. Nada ni nadie podrá dártelas pero es que además si solo pones el pie en una certeza para alcanzar  la siguiente en el próximo paso, pondrás de relieve tu escasa flexibilidad mental, y la limitación de tu capacidad y habilidad para aceptar, actitud que necesitas para mimetizarte, ser agua, moldearte en cada paso del baile que te toque o que elijas…

Ya sé que nuestra naturaleza se alimenta del “Encuentro” con los otros y así ha de ser, somos seres sociales pero la capacidad para aplazar la recompensa es indicativo de inteligencia, no te precipites, gestiona tus tiempos, tus expectativas.  

No prepares nada para más adelante, nada saldrá como lo viste en tus planes, el encuentro llegará, aunque sea en precario… La incertidumbre gobernó siempre solo que ahora estás pendiente…

Sácala a bailar… Habla con ella, acéptala como animal de compañía porque en mucho tiempo seremos conscientes de sus desvaríos… Dueña del cambio, que es la única constante, la tendremos presente en nuestra vida futura…

Sácala a bailar…

Es seguro que cada vez que anochece, volverá a amanecer.

Imagen de Elia Hermida Díaz, en la playa de Esmelle.

Siempre que anochece volverá a amanecer. Imagen de Elia Hermida Díaz

Autor

gabkikaevia@gmail.com

Llego sin instrucciones

febrero 28, 2021