Mindfulness / Uncategorized

Entrena tu atención, haz de ella tu guía

 

Hemos hablado ya de tu atención, de entrenarla, de saber enfocarla, pero si no hablamos de “para qué” no ves la importancia que puede tener en toda tu eficacia, en el trabajo, el aprendizaje y la vida en general. Haz de la atención tu guía, focaliza. Entrena tu atención.

Si vives sin foco, tienes  activa la red neuronal por defecto,  la que te lleva a estar ausente, del pasado al futuro, del despiste a la rumia disminuyendo así tu capacidad para aprender, tu eficacia en lo que haces y reduciendo tu capacidad de tomar decisiones adecuadas o en tiempo y forma.

Ese  continuo viaje al pasado repasando con tu pensamiento algo que no salió demasiado bien, y llevándote de la mano a un bucle de preocupación y negatividad, que en nada te favorece.

 Otras veces  te lleva al futuro sembrando de miedos cada segundo, miedos crecidos por la imaginación desbordada,  amenaza que solo vive en nuestra mente… ya que el mundo real suele ser más benévolo que aquel que somos capaces de crear en nuestro imaginario.

La atención es la que puede centrarte en el aquí y el ahora y es la que tiene la capacidad para  activar la red ejecutiva central. Ella  te permite desconectar, dejar a la mente tranquila, serena, sin ese eterno viaje a ninguna parte que termina abriendo  grietas, aunque no debes preocuparte porque dice Leonard Cohen que es por ellas por donde entra la luz…

Serenar la mente es posible gracias a la atención. Haz de la atención tu guía, focaliza. https://kikaevia.es/eres-dueno-de-tu-atencion-respira/

¿Cómo lo consigues?

Existen muchas actividades que puedes hacer para entrenar.

Alguna como la meditación consigues una conexión a través del silencio, con las sensaciones de tu cuerpo, en el momento presente. La atención a la respiración es tu guía, tu ancla, apaga ese ruido mental que te agota porque te acelera, te lleva y te dirige… La atención, bien entrenada, te da sosiego porque tú diriges, eliges y decides…

Una de las  que más me gusta es la lectura. Es fácil, placentera, te transporta, te enseña, te entretiene, te pone en la piel del otro, te invita a descubrir continuamente aspectos que desconocías o que no habías observado antes y eso lo conecta contigo.

La lectura te lleva de viaje, te empapa de los usos y costumbres de cualquier cultura y descubres rasgos y formas diferentes de sentir en los personajes. Con ello desarrollas tu empatía, aprendes a contemplar, a esperar  y  a aceptar. Y en definitiva te permite crecer. Pero lo que es más importante, trabaja y entrena tu atención de una manera divertida, entretenida, amable. Te ayuda a estar enfocado, en lo que estás en ese momento.

Comunica bien. Piensa bien lo que vas a decir, el lenguaje determina lo que vas a sentir y crea tu realidad, así que presta atención… Usa un lenguaje constructivo y positivo que te eleve y empape el ánimo 

Ese ejercicio físico que no solo ayuda a estar en mejor forma física, si no que te ayuda con tu aprendizaje, memoria y concentración. También se asocia con menor deterioro cognitivo en personas que lo practican con regularidad, así que inviertes en tu futuro…

Entrena tu atención… Olvida la multitarea. Focalízate en una tarea para conseguir mayor concentración y mejor rendimiento. Marca tus tareas, tus descansos y respétalos y no pases a otra tarea hasta acabar la anterior, en la medida de lo posible.

Entrena tu atención, mejorará tu capacidad de aprendizaje, de estar presente, de concentración, la memoria y en definitiva, tu bienestar porque abandonarás el peregrinaje de la mente y disfrutarás tu centro.

Entrena tu atención…

 

mujer en equilibrio sobre tronco

 

Camina y observa la sensación en tus pies descalzos

 

 

 

 

Autor

gabkikaevia@gmail.com

Año Nuevo, Vida Nueva

enero 2, 2021