Educación

Te trae tu madre

 Abre los ojos, mira, observa. No gires la cabeza

Te trae tu Madre toca recordarlo. Todos llegamos del mismo modo, desprovistos de todo, vacíos, desnudos en el mayor de los sentidos de la palabra. Te trae tu madre en un momento significativo en su vida, en un momento que lo cambiará todo para ella, duro pero ilusionante, en un último empujón: ahí apareces. Te trae tu Madre pero parece ser que pasas miedo, el canal de parto tampoco es un camino de rosas eh?

Te trae tu Madre y desde entonces para ella nada es lo mismo y para ti empieza un camino que durante un buen rato es de dependencia. Te alimenta, te asea y cuida de todas tus necesidades. Es lo único que conoces hasta que vas reconociendo otras caras, otras voces. y te vas acoplando a lo que es tu mundo. 

Tienes fiebre y toca ir al pediatra, Te trae tu Madre. Ella te da todo, cuidados, seguridad, te envuelve con su luz y tienes todo su calor. Darás tus primeros pasos, dirás tus primeras palabras y esas pequeñas conversaciones serán con ella. Toda tu vida está en ese universo casero en el que te ves protegido y cuidado. No tienes miedo.

Pasado un tiempo, después de soplar 2 ó 3 veces la velas y celebrar así tu llegada a la familia, tienes que incorporarte al colegio. Te trae tu Madre… Lloras, te duele la separación porque ves en ella un abandono. Ella te explica que nada malo hay, que te recoge pronto y tendrás tu comida preferida esperándote: Macarrones!!!

Poco a poco te vas adaptando y llegas a disfrutar entre los otros niños. Juegos, cuentos, colores… Te gusta ir al cole porque lo pasas bien…

Son muchos años con los mismos compañeros y se forjan las primeras amistades, también las primeras enemistades. Detrás de toda apariencia de normalidad se esconden algunos personajes con los que tropiezas una y otra vez… Al principio no les das mucha importancia…

Comienzan a molestarte en el patio, por eso no quieres bajar, prefieres quedarte en la clase. Tu profesora te lleva al patio, allí debes estar y relacionarte, dice… 

Comienzan a esperarte a la salida, te empujan, te maltratan y humillan… No quieres ir al cole…

Te trae tu Madre, ajena a todo pues nada le cuentas, TIENES MIEDO. Te sientes solo y no sabes por donde empezar. 

Es un juego que no cesa, ya te piden dinero y te amenazan. Comienzan a pegarte entre cuatro o cinco, entras en pánico. 

Creías que cediendo a lo que ellos te pedían, se acabaría todo y no ha sido así… 

Vuelves a esa enuresis nocturna que tanto te avergüenza, te ganas unas riñas…

No te apetece desayunar, y te obligan. Nada más entrar en el colegio ya ves sus caras… Vomitas…

Ese acúmulo de soledad entre tanta gente que no ve, te está matando. Tú no sabes a quién dirigirte, el hecho de  descubrirlos te da pavor… Vives entre la angustia y el miedo de no saber qué hacer. 

Te trae tu Madre pero en esta ocasión no depende de ella solamente darte la solución.

Te trae tu Madre y hoy, coincidiendo con su día, y en el día internacional del acoso escolar, debemos alzar la voz para unificar criterios y exigir herramientas que palíen esta deriva de inercia. 

Ni un solo niño viviendo solo esta situación tan injusta. Una educación en valores, un poco más exigente no vendría mal. 

“La educación es el arma más poderosa que puedes tener para cambiar el mundo” Nelson Mandela.

#Educación #NoALaViolencia #StopAcoso

 

 

Autor

gabkikaevia@gmail.com

Deja una respuesta

Hoy, es tu día...

abril 22, 2021