+34699454912 gabkikaevia@gmail.com

Logopedia

El acompañamiento, en los trastornos de lenguaje, tiene una importancia capital. Porque se pueden revertir y porque muchos trastornos se derivan de un mal uso.
Cómo te hablas, cómo te exiges, cómo te juzgas, todo es lenguaje…
Ese viaje hacia una buena articulación es interesante, es un proceso, es un trabajo, pero te dirige al éxito. Pero es un trabajo.

La capacidad de ordenar y sintetizar un planteamiento, simplifica y clarifica tu exposición. Te simplifica la vida. Te enlaza, te comunica…

Conseguir utilizar las palabras que antes te costaban y ahora son tuyas, será un logro.

Mejorar tu voz, tu tono en la exposición, en la postura, tu puesta en escena. Tu esencia…

Además, lo trufaremos con Mindfulness, encargado de suavizar las emociones, los impulsos. Todo ello, mezclado con el avance de un lenguaje positivo, consciente y representativo de ti, te convertirá en el protagonista de tu realidad. Dirigiendo tu vida desde la calma.
Tu lenguaje eres tú.
¡Mejóralo!

Habla

Dislalia :Dificultad en la articulación de los sonidos del habla, distorsionándolos, sustituyéndolos u omitiendolos. No debemos confundirlo con la dislalia evolutiva, que sería aquella que puede corregirse sola, por evolución.

Los sonidos alterados más frecuentes son los fonemas /R/, rotacismo y /S/, sigmatismo.

Trabajo en la musculatura orofacial, al tiempo que trabajamos la conciencia y propiocepción del nuevo sonido.

Altísimo índice de éxito en su tratamiento.

Disfemia:Trastorno en la fluidez del habla, popularmente tartamudez.

Se caracteriza por bloqueos, repeticiones, tensión muscular y falta de coordinación fono-respiratoria.

 

Voz

Alteraciones benignas de la voz por mal uso o abuso vocal

Alteración o pérdida de la voz en cualquiera de sus cualidades: Tono, timbre o intensidad.

Deglución

Deglución atípica:

La deglución atípica es un hábito en que existe proyección de la lengua hacia la cara palatina de los dientes o también se puede genera por la interposición de los labios, en donde el labio inferior se interpone entre los incisivos superiores e inferiores.

Es de gran importancia tratarlo con anticipación, corregirlo para prevenir futuros defectos dentofaciales, tales como una maloclusión, mordida abierta así como problemas para articular correctamente los sonidos del lenguaje.

Algunos síntomas son:

Los dientes de las arcadas dentarias superior e inferior no están en contacto.

No existe sellado labial.

La lengua no está posicionada en el paladar, sino entre ambas arcadas dentarias.

Prevalece la respiración oral.